General
Ahora Leyendo
La calumnia
0

La calumnia

por hefebreodiciembre 22, 2005

Vociferar es fácil; sustentar con pruebas lo que se vocifera, no tanto. En consecuencia, era previsible que, a medida que los blancos de sus agravios hicieran efectivo su derecho a sentirse ofendidos y a pararle los tacos, el “Guille??? Franco empezara por meter el freno y continuara metiendo reversa y desdiciéndose de sus fétidos eructos verbales del domingo.
Así, cuando leyó (u oyó, o le dijeron…) que la directiva del Toluca ponderaba la posibilidad de orientar una denuncia penal en su contra, por los delitos de difamación, calumnia, daño moral y similares, a raíz de su desenfadada aseveración de que “la Final (que el Monterrey no supo ganar… ni perder) estaba arreglada???, la siguiente jugada resultaba obligada: ¡a desdecirse llaman!
*
No es, como han llegado a decir, no sólo a la ligera sino irresponsablemente, que Marco Antonio Rodríguez —el árbitro de ese partido— haya expulsado a tres jugadores del Monterrey…
Es, primero, que en la barrida y el golpe por detrás de Paulo Serafín, apreció que se tipificaba una de las faltas que el reglamento ordena penalizar con tarjeta roja. Es, segundo, que en los movimientos del “Chícharo??? González, al rodar junto a un adversario (al que golpeó con un pie en el rostro), el árbitro advirtió intención de lastimar al rival. Y es, tercero, que en la falta en el área de que simuló ser víctima Luis Ernesto Pérez (que ya estaba amonestado), Marco sólo tenía una salida: amonestarlo nuevamente… y sacarle, cuando le hicieron ver que era la segunda amarilla, la tarjeta roja.
*
El vituperado Marco Antonio Rodríguez no tenía por qué hacer concesiones al espectáculo. Tampoco tenía por qué reducir discrecionalmente la severidad de las sanciones disciplinarias para las faltas que se cometieron, por el hecho de que se tratara de una Final… Y es elemental: el reglamento no señala que el silbante deba ser blandengue al principio de los partidos y enérgico en los minutos finales, ni que deba ser tolerante cuando esté pitando una Final, e intransigente cuando se trate de un partido del montón.
Así pues, a medida que el tiempo pasa, que Franco admite que hizo declaraciones insostenibles “a raíz de la calentura del resultado??? y que conectó la lengua más al hígado que al cerebro, recapacita e intenta desdecirse.
Desgraciadamente, el daño, en gran medida, ya está hecho…
(Moraleja de la historia: “Calumnia, que algo queda???).

Jaime García Elías

¿Cuál es tu reacción?
Apestas!
0%
Aburrido!
0%
Cool
0%
Chakas
0%
wow!
0%
Sobre El Autor
hefebreo
Comentarios

Deja un comentario